Oración a San Alejo


En ocasiones se tiene alrededor a una persona con vibraciones negativas… se siente inquietud por tal presencia, ¡es necesario alejarla! ¡No hay duda de que se trata de un enemigo oculto… o alguien que no quiere nuestro bien! Para ello, nada tan efectivo como la oración de San Alejo, que deberá repetirse todas las noches antes de acostarse, pensando primeramente en ese individuo (hombre o mujer) a quien se desea tener lejos y persignándose al terminar de rezarla.

También la oración puede servir para alejar los malos pensamientos, todas las ideas inquietantes y sensaciones de ansiedad que puedan venir de la mente y turbarla.



¡Oh Glorioso San Alejo mió!

Tú que tienes el poder de alejar

Todo lo malo que rodea a los elegidos del Señor,

te pido que alejes de mí a mis enemigos.

Aléjame de Satanás, aléjame del mentiroso y hechicero,

Así como también del pecado.

Por último, aleja al que viniere a mí para hacerme daño.

Ponme tan lejos de los malos que jamás me vean. ¡Así sea!



Aleja de mí todos los malos pensamientos,

aleja a los insensatos que quieran hacerme mal.

Acércame al Señor, para que con su divina gracia

me cubra de todo lo bueno y me reserve

un puesto a la sombra del Espíritu Santo.

¡Amén Jesús!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada